Transición de Pienso a Comida Natural

Transición de Pienso a Comida Natural

 

Sois muchos los que estáis pensando cambiar a dieta natural y no os atrevéis a dar el paso, no te preocupes, todos hemos pasado por ese punto y todos hemos tenido los mismos miedos.

 

Existen varias formas de pasar de pienso a comida natural.

Estos consejos también sirven para comida cocinada.

 

  1. La forma más rápida y simple

Consiste en dejar de dar pienso, hacer ayuno de 24h, y comenzar directamente con la comida natural, ya sea cocinada o barf. Os sorprendería la cantidad de peludos a los que no les sienta mal este cambio repentino, pero hay que tener en cuenta que ni cachorros, ni senior, ni peludetes con patologías podrán hacer ayuno.

Tener en cuenta también si tu peludo es de estómago sensible, mejor no hacerlo de golpe.

Este método será ideal para perros sanos y jóvenes, que no lleven demasiado tiempo comiendo pienso.

 

  1. Dieta mixta

Mantendremos una toma de pienso e introduciremos otra toma de comida natural (nunca mezclando comida natural con pienso, sus digestiones son diferentes y podremos ocasionar problemas estomacales). Iremos poco a poco disminuyendo la cantidad de pienso y aumentando la de comida natural, siempre con 8 horas mínimo de diferencia entre las tomas.

 

Lo mejor para este método es dar dos tomas, una toma por la mañana y otra por la noche. Podemos empezar, por ejemplo, con un 80% de pienso y un 20% de comida natural. Esperar 2 o 3 días con estos porcentajes para ver que sus cacas van bien e ir cambiando los porcentajes según vemos que todo va bien. Cambiaríamos a un 70%-30% y así sucesivamente.

 

 

Es una forma de cambio bastante utilizada y muchos incluso optan por dietas mixtas siempre. Aunque es algo que yo no recomiendo, mucho mejor dar solo natural, después de ver los cambios de tu peludo comiendo comida natural no querrás dar nunca más procesados.

 

  1. Dieta blanda

La más recomendada suele ser esta, ya que cambiaremos a nuestros peludos de forma gradual, sin brusquedad y sin saturar al estómago con comidas tan diferentes.

Bajo mi punto de vista es la más acertada si tu peludo nunca ha comido comida natural y lleva muchos años comiendo pienso. Con la dieta blanda nos adaptaremos al ritmo de cada peludo. Ayudaremos de esta forma a que el organismo se adecue a la nueva dieta.

 

Para preparar la dieta blanda necesitaremos carne y vegetales de fácil digestión. De carne podemos usar pollo, conejo o pavo y de vegetales zanahoria o calabaza.

 

 

Podemos comenzar con cocinada para un cambio menos “brusco”. Daremos un 70-80% de carne y un 20-30% de verdura.

Daremos esta dieta blanda de dos días a una semana, si sus cacas son normales podremos ir cocinando cada vez menos la carne hasta dejarla completamente cruda.

Si vemos que todo va bien podremos ir añadiendo otros ingredientes como las vísceras. Recomiendo siempre añadir uno a uno para ir viendo si algo le sienta mal, además siempre mejor que sea del mismo animal que hemos dado desde el principio. Por último añadimos los huesos carnosos.

Siempre observando las cacas de nuestros peludos.

 

 

Puede parecer un poco rollo y trabajoso pero de esta forma conseguiremos que su microbiota intestinal se adapte progresivamente a la nueva alimentación.

 

También es una gran forma de descartar alergias alimentarias, ya que al dar solo una carne y una verdura vemos cómo va reaccionando a cada producto nuevo que introduzcamos.

 

Recomendamos usar probióticos naturales durante la semana anterior para ir preparando y reforzando su estómago. Por ejemplo el yogur natural o el Kéfir de cabra son probióticos fáciles de conseguir.

 

Si tienes cualquier duda puedes preguntarme, recuerda que tenemos un grupo privado en Telegram donde poder hablar, tienes el enlace en los destacados de nuestro Instagram @garra_y_pata. O puedes hablarme por privado.

Regresar al blog